miércoles, 24 de agosto de 2011

la tenacidad y resiliencia de lo boricua...




Tenacidad es la resistencia que se opone a la separación de las moléculas…

La tenacidad aumenta con el temple…

...es tejido de la fibra de las cosas, la gente y los sitios, es tenacidad el esfuerzo constante, el tesón, la constancia, el empeño…

Al hablar de metales supone que el laminado, proceso de abrazo de capas de la piel, obtiene el acero, poema de dureza que reta calores y dolores…

Tenacidad es la energía total que absorbe un material...

Es el rechazo a ser roto, molido, doblado, desgarrado o suprimido, es medida de cohesión ante los golpes, los rayos, los truenos y las lágrimas…


Hace mantener firmeza cuando doblegarnos insisten los tiempos…

Tenacidad es ese valor que nos mantiene aferrados a las aproximaciones teóricas y los sentimientos que ven el futuro mediante la creatividad como característica hasta desconocida, misteriosa, insospechada y anónima de la personalidad…

La tenacidad no es obstinación, es virtud por excelencia…

La creatividad estudiada científicamente desde diferentes puntos de vista es un proceso característico de la personalidad y un juicio social. Es un componente actitudinal y es un fenómeno complejo, no solamente intelectual, o cerebral, es la variable de la conducta que quizá comprende más factores humanos, este conocimiento es claro: la improvisación no basta aunque es impresincindible, la iluminación súbita difícilmente trascenderá si no existen dosis de empeño y sacrificio aunque el método y la rutina por si solos no logran más que ser ecos y sombras…

El valor de la tenacidad no es único ya que depende de otras características y factores, entre los cuales la porosidad y la estructura interna juegan un papel determinante, debe respirar la piel, deben cantar los silencios…

Es conocido que el aumento de la densidad conlleva una mejora de los límites y la resistencia, es conocido que en los límites de la resistencia es que descubrimos la densidad hasta de nuestros sueños…

La resiliencia es la capacidad de la memoria para recuperarse, el beso que no se olvida, la caricia que se perpetúa, la voz de la madre que nunca se deja de escuchar, la relación entre resiliencia y tenacidad es creciente, es decir, mayor resiliencia, mayor tenacidad…

La tenacidad corresponde al área que se niega ser dúctil y la resiliencia es la capacidad de almacenar regresos, es como ser ola y volver a acariciar tus arenas

Hoy ante los embates del tiempo, me reafirmo en que el pueblo puertorriqueño y sus islas somos tenaces y somos resilientes…


tenaz.

(Del lat. tenax, -ācis).

1. adj. Que se pega, ase o prende a una cosa, y es dificultoso de separar.

2. adj. Que opone mucha resistencia a romperse o deformarse.

3. adj. Firme, porfiado y pertinaz en un propósito.


resiliencia.

1. f. Psicol. Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas.

2. f. Mec. Capacidad de un material elástico para absorber y almacenar energía de deformación.



3 comentarios:

Irene Hernández dijo...

Muy, muy bonito tus sentimientos...

Gladys dijo...

Me encanto...

Ana Medina dijo...

Espero que la tenacidad y la resiliencia de nuestro pueblo le permita levantarse y ver más allá... Me encanta tu forma positiva de vernos (y de expresarlo).