domingo, 7 de agosto de 2011

Hellooo, ¿con quién o quiénes hablo...????

¿Usted utiliza un teléfono celular?

Su respuesta casi de seguro es si...

¿El gobierno tiene la capacidad de seguir dónde usted va, qué usted hace, incluso qué usted sabe - usando su teléfono?

Bueno, si...

Se está registrando y se está almacenando informaciones relacionadas a su persona, si usted utiliza un teléfono celular, para empezar su localización y con quienes habla.

Actualmente, el gobierno federal al menos plantea que no tiene que ir a un juez y conseguir una autorización de causa probable antes de interceptar sus llamadas. Y como los usos de sistema de interceptación telefónica celular son secretos, nosotros no sabemos que somos objeto de vigilancia electrónica.

El ACLU a través de las solicitudes de registros públicos interesa que el gobierno informe si va a seguir a la gente que usa sus teléfonos celulares. Esperan aprender más sobre cuándo, porqué y cómo se está utilizando datos de localización del teléfono celular.

Alessandro Acquisti, profesor de tecnologías de la información en la Universidad Carnegie Mellon, de Pittsburgh, afirmó que cualquiera que tenga un teléfono celular o conexión a Internet, teóricamente es capaz de decodificar la identidad de otra persona.

La información de localización se puede recoger de varias maneras, por ejemplo remontando la señal de las torres del sistema o usando datos basados en los satélites del GPS. La Comisión Federal de Comunicaciones requiere a los portadores proporcionar la información de localización a las agencias de la seguridad pública cuando se ponen 911 llamadas.

Pero por ahora cuando use su celular piense que puede ser interceptado, registrado y comunicadas informaciones de su uso del celular, ahh y sin que lo sepas necesariamente.

Recientemente en unos hechos que reseño en una entrada previa en el blog ortizfeliciano en el descubrimiento de prueba de un proceso penal se revelaron los alcances de una investigación de unos sospechosos mediando intervención en las llamadas telefónicas de cientos de personas sin que mediaran la menor relación de éstos a los sospechosos, se trataba de intervenir todos los teléfonos de un área geográfica para dar con llamadas relacionadas a los sospechosos. (Ver en enlace señalado.)

En un período de 13 meses, la compañía Sprint Nextel ofreció a corporaciones policiacas que lo requirieron más de 8 millones de ubicaciones de un número indeterminado de clientes. (http://www.network-outsourcing-noticiasdechina.com/noticias-del-mundo/122090-rastreo-por-celular-violaria-la-privacidad-la-aclu-investiga-a-la-policia-de-31-estados-ap.html)

Hace tres meses investigadores denunciaron que los I-Phone de Apple recogían información de uso (llamadas realizadas y recibidas) y almacena las localizaciones de los usuarios. El acceso a dicha información personalísima se cuestiona tanto en los procesos investigativos informales como se cuestiona su disponibilidad a ser presentado como materia de descubrimiento de prueba en un proceso de juicio sin mediar criterios claros del contenido solicitado ("pesca de informaciones").

Advertencia: estipulamos, no hay presunción de intimidad o privacidad en llamadas de celulares. No existe. Quiere decir que no existe tampoco el concepto certero e infalible de que al hablar por celular no eres escuchado o intervenido de algún modo por un tercero, o terceros, incluyendo que se graben las conversaciones, y puedan ser presentadas como evidencia. Advertidos, ese, aunque cuestionable, es el estado del derecho vigente.


Llamadas del pasado. Recuerdo en los albores de la telefonía residencial existió el sistema que llamaban “party line” y que era que bajo un dado número se intercomunicaban diferentes aparatos que se diferenciaban siquiera nominalmente por colores, a ver: el 123 blanco, el 123 azul y el 123 amarillo todos sonaban a la mismas vez y luego de recibir la llamada el interlocutor le pedía discreción a los otros colores al escuchar que la llamada era digamos para el 123 verde. Realmente nada impedía que los otros escucharan tus comunicaciones.

Algo parecido ha regresado.

ACLU intenta descubrir cómo utilizan tecnología GPS para rastrear personas sin que medien órdenes judiciales. ACLU está exigiendo saber cuándo, porqué y cómo las agencias de seguridad utiliza teléfonos móviles para seguir a la gente. "Esto es realmente exploratorio," David Blair-Loy de ACLU dijo. "Queremos saber qué pasa" para ver si se está violando la 4ta enmienda contra búsquedas y registros ilegales. "Cualquiera se puede seguir por su teléfono celular," dijo. " Cualquiera se puede localizar si lleva un celular."

Para unirse a la campaña de la ACLU sobre privacidad en las comunicaciones:

https://secure.aclu.org/site/Advocacy?page=UserAction&id=3348&autologin=true&s_subsrc=110804_cellphone_location&JServSessionIdr004=x9a6b39ks2.app226a

Favor ver asuntos relacionados:

http://ortizfeliciano.blogspot.com/2009/04/memorandos-sobre-tortura-e.html

6 comentarios:

Gladys dijo...

Muy peligroso para la democracia y libre exprecion

Ana Medina dijo...

¡Huy! A mi me parece que sí interviene en mi privacidad, cuando les conviene las cosas tienen que ser específicas. Para otras interpretacionese de leyes ... es cuestión del juez.
La carta impresa de la ACLU no tiene a PR incluído, no se puede completar el documento.

Ana Medina dijo...

¿Interpretación de lo que es intimidad y privacidad?

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Buena pregunta desgraciadamente no existen definiciones jurídicas claras (lo cual se ha prestado para tanta interpretación conflictiva) dichos derechos no se encuentran expresados literalmente sino como interpretaciones de los derechos contenidos en la Carta de Derechos, es lo que llaman derechos de la penumbra en parte porque existen sin necesariamente estar claros sus parámetros... un texto fundamental es "The Right to Privacy" by Samuel Warren and Louis D. Brandeis
disponible en
http://ortizfeliciano.blogspot.com/2007/06/right-to-privacy-by-samuel-warren-and.html

Forjador Boricua dijo...

El asunto de obligar a las personas a usar los sistemas automatizados en las autopistas del país es una manera sencilla de conocer nuestros paraderos jummm!! ya empiezo a entender...

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Mobile phones have become a near-ubiquitous tool for information seeking and communicating -- 83% of American adults own some kind of cell phone. Half of all adult cell owners (51%) have used their phone at least once to get information they needed right away. Four-in-ten (40%) cell owners said they found themselves in an emergency situation in which having their phone with them helped. An almost equal number (42%) used their phone for entertainment when they were bored. (http://pewresearch.org/databank/dailynumber/?NumberID=1305)