sábado, 20 de agosto de 2011

Hellooo, ¿con quién o quiénes hablo...???? 2da llamada- 'voice mail'


Su correo de voz puede ser incluso menos seguro que lo que sospecha...

Una lección que aprendimos con el escándalo de News Corporation de Rupert Murdoch es lo fácil que es interceptar tu teléfono celular y lo que puede significar en términos de invasión de tu privacidad.

¿Cuán vulnerables somos los usuarios?

La respuesta es más de lo que usted piensa.

AT&T, Sprint y T-Mobile no requieren a sus clientes utilizar una contraseña en su correo de voz. Pero si usted no lo hace, gente que utiliza un servicio de identificación de llamadores llamado "Caller ID spoofing" podría interceptar su teléfono como el suyo y conseguir acceso a sus mensajes.

Esto es posible porque los sistemas de correo de voz conceden a menudo acceso a los llamadores que aparecen telefonear de su propio número.

Mientras tanto, como Edgard Dworsky, un abogado defensor de asuntos del consumidor que fundó ConsumerWorld.org, descubrió recientemente, alguien armado con apenas un poco de información personal sobre una persona puede también acceder a los sistemas bancarios automatizados tales como los en uso para los servicios de tarjetas de crédito.


Una vez que esos sistemas reconocen el número de teléfono de la llamada entrante y la información personal, ofrecen hasta el más último en las deudas del titular de tarjeta, los pagos tardíos y los límites crediticios, incluso hay sistemas que revelan una lista de transacciones recientes, incluyendo nombres de doctores y otros servicios comerciales o profesionales.

Operaciones de 'spoofing', que comenzaron a ofrecer servicios a los individuos hace aproximadamente siete años, son fácil de encontrar y cuestan tan solo desde $10 por 60 minutos de tiempo de llamada. Una búsqueda de Google de “identificación de llamador spoofing” lleva a nombres como 'SpoofCard', cuyo lema es “sea quién usted quiere ser.”


Usuarios registrados llaman un número de acceso (o utiliza una forma en un Web site) e incorporan el número de teléfono que están llamando y el número de teléfono que quieren que aparezca en la identificación de la llamada. Entonces el servicio despacha la llamada.

El Presidente Obama firmó el Acta de identificación de llamador, que prohíbe el 'spoofing' como medio para defraudar, causar daños u otros usos ilícitos. La multa es de hasta $10.000 por un solo incidente.

La nueva ley, sin embargo, no es mucho de un desaliento para gente dedicada a la actividad ilegal. Después de todo, por años, incluso antes de que los servicios comerciales estaban disponibles, los piratas informáticos manipulaban la información de identificación de llamador para convencer a consumidores de que un banco llamaba. Los recipientes involuntarios de estas llamadas entregaban sus números de la Seguro Social e fueron víctimas de hurto de identidad. Es duro imaginarse un uso legítimo para el 'spoofing' de identificación de llamadas, pero hay por lo menos algunos. La gente que ha sido víctimas de la violencia doméstica puede no querer que cualquier persona sepa de dónde están llamando. Los doctores lo utilizan al llamar a pacientes de sus teléfonos móviles para guardar su privacidad. Los padres utilizan a veces el servicio también, si tienen hijos que tienden a no hacer caso de sus llamadas.

Después de un artículo reciente sobre el tema en el Boston Globe, Dworsky, se preguntaba sobre la seguridad de los sistemas de teléfono de sistemas de servicio de las tarjetas de crédito.


Realizó dos pruebas de los sistemas de teléfono de emisores importantes (entidades bancarias principales) de tarjeta de crédito de renombre y encontró que con siquiera un mínimo de datos fácilmente obtenibles - no voy a decir lo que exactamente son - él podía obtener acceso a la información de cuenta de la tarjeta de crédito de una persona. Cuando fueron llamados mediante 'spoofing' se logró sin grandes contratiempos acceso a los sistemas importantes de un banco el 100 por ciento del tiempo. Ninguno de los dos bancos, sin embargo, parece permitir estos sistemas para pedir nuevas tarjetas o petición de anticipos - sin pedir más información o el discurso a un representante.

“Una de las razones que los clientes utilizan el sistema automatizado es porque quieren comprobar rápidamente su estado de cuenta y la información básicos de la transacción,” dijo una portavoz de banco, “nuestro objetivo es balancear la necesidad de los clientes de la conveniencia y el acceso rápido a la información de carácter general con sus cuentas.”


Dworsky concluye que los sistemas de cualquier banco no parecen ser totalmente satisfactorios en cuanto a protección de identidad. “Pienso que es alarmante que virtualmente cualquier persona puede conseguir el acceso a su pago y comprar la información,” él dijo. “Es incluso peor que estos dos bancos grandes cuidan tan poco los clientes...”


Cada año la tecnología trae más conveniencia. Pero también crea vulnerabilidades.

Solamente podemos imaginarnos con las informaciones descubiertas la cantidad de usos ilegítimos e invasivos de la privacidad que se pueden plantear de acuerdo a una multiplicidad de intereses ajenos que pueden ir desde la mera negligencia hasta intenciones serias de provocar daños sustantivos.

Afortunadamente, el 'spoofing' es bastante fácil de combatir una vez que usted sabe que la gente lo está haciendo...


Favor ver:
Hellooo, ¿con quién o quiénes hablo...???? (1era llamada)...

2 comentarios:

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

"[T]he Federal Communications Commission (FCC) and Justice Department approved a merger between Comcast and NBC Universal that gave the Internet cable giant control over the programming of NBC news. At the same time, pursuant to the 2008 Foreign Intelligence Surveillance Amendments Act, Comcast as well as all other telecommunication companies are required to cooperate with the Federal government in providing the facility for government to search through all electronic communications...the government, with the help of Comcast and other telecommunication companies, can hack everyone's phone and email conversations."

roberto 'pachi' ortiz feliciano dijo...

Mobile phones have become a near-ubiquitous tool for information seeking and communicating -- 83% of American adults own some kind of cell phone. Half of all adult cell owners (51%) have used their phone at least once to get information they needed right away. Four-in-ten (40%) cell owners said they found themselves in an emergency situation in which having their phone with them helped. An almost equal number (42%) used their phone for entertainment when they were bored. http://pewresearch.org/databank/dailynumber/?NumberID=1305